www.diariodenautica.com
Las grandes navieras desembarcarán en Cuba en 2017

Las grandes navieras desembarcarán en Cuba en 2017

Más de la mitad de los cruceristas a nivel mundial proviene de América del Norte

El primero fue el barco 'Adonia' de Fathom, filial de la empresa estadounidense Carnival, que zarpó desde el puerto de Miami y arribó a La Habana con cerca de 700 pasajeros a bordo dirección a Cuba, el que será un nuevo destino de las compañías de cruceros norteamericanas para 2017.

Carnival Corporation se convirtió así en la primera compañía de cruceros en navegar desde Estados Unidos a Cuba en más de 50 años.

Hasta ahora, el 'Adonia' ha sido único crucero estadounidense que ha tocado tierra cubana después de décadas. Con capacidad para 704 pasajeros, comenzó a visitar Cuba el pasado 1 de mayo. Fathom rompió el hielo, aunque la compañía anunció que sus viajes tienen fecha de caducidad.

No obstante, otras empresas como Royal Caribbean, Pearl Seas Cruises y Norwegian Cruise ocuparán este nicho de mercado en 2017 a pesar de las amenazas de Trump de revertir la política de deshielo hacia la isla impulsada por el anterior presidente, Barack Obama.

Los últimos datos oficiales señalan que Cuba recibió cuatro millones de visitantes en 2016, un 13% más que en 2015, según anunció el informativo de mediodía de la televisión cubana el último día del año 2016. Se trata de un 6% más que las previsiones que hizo el Ministerio de Turismo del país a mediados de año.

En 2017 esta cifra puede aumentar, gracias a los cruceros a Cuba que empezarán el 1 de mayo, cuando tendrá lugar la primera ruta comercial de Norwegian Cruise a Cuba. Además, Royal Caribbean Cruises también fue autorizada por el gobierno cubano, aunque todavía no ha anunciado fecha oficial para los primeros cruceros que viajarán a la isla.

En total seis líneas de crucero han recibido el permiso de Cuba para viajar a la isla a partir de 2017. Las otras compañías autorizadas son Oceania Cruises, Regent Seven Seas Cruises, Azamara Club y Pearl Sea Cruises.

Los cruceros a Cuba pueden convertirse en unos de los paquetes vacacionales más llamativos para 2017, y así lo pronostican las reservas que ya ha anunciado Norwegian Cruise Line que tiene para su primer crucero a La Habana, el cual se convertirá en el mayor crucero que ha llegado hasta ahora desde Estados Unidos a Cuba.

GRAN PESO DEL MERCADO AMERICANO

El acercamiento entre Cuba y EE.UU. abre nuevas expectativas para las navieras, en un segmento en el que el mercado americano tiene un gran peso.

El 55% de los cruceristas a nivel mundial proviene de América del Norte (11,82 millones), de ellos 10,92 millones residentes en los EE.UU., según el Informe Global de Contribución Económica de Turismo de Cruceros 2013, el primero que evalúa el impacto económico a nivel mundial de la industria de cruceros elaborado para CLIA por Business Research & Economic Advisers (BREA).

En Europa, MSC Cruceros ha incluido a La Habana en sus itinerarios. La naviera italiana ha llegado a un acuerdo con el grupo turístico Cubanacan, con sede en Cuba, para ofrecer los servicios en tierra y excursiones.

La naviera española Baleària tiene previsto operar dos líneas entre EE.UU. y Cuba, ambas con el puerto de La Habana y ya cuenta para ello con la autorización del gobierno norteamericano.

De momento, la Oficina del Historiador de La Habana --institución encargada en la transformación del casco histórico de la capital cubana-- ha pedido al Puerto de Barcelona asesoramiento para transformar la ciudad en un puerto de cruceros para atender la ingente demanda de cruceristas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariodenautica.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.