www.diariodenautica.com

España en la lista gris del MOU de Paris

Puertos1

Recientemente se ha dado a conocer el informe anual del MoU de París siendo una de sus principales novedades la inclusión de nuestro país en su lista gris.

Con objeto de controlar aquellos buques que, por unas u otras razones, no sufren un control efectivo por parte de sus estado bandera sobre el cumplimiento de la normativa internacional vigente en el sector marítimo se estableció el denominado Control por el Estado Rector de Puerto (CERP), es decir la inspección de buques extranjeros en puerto por oficiales o inspectores del Estado Rector de Puerto donde atraquen.

Este  control  se  realiza  de  manera  indirecta,  es  decir,  los  inspectores  habilitados  por  la Administración  Marítima  de  un  país  para  realizar  este  tipo  de  control,  están  autorizados  a inspeccionar  los  buques  extranjeros  que  arriben  a  sus  puertos,  con  el  fin  de  comprobar  sus certificados y demás documentación; si del examen de los mismos se tuviesen indicios de que los pormenores de dicha documentación no se corresponden con el estado real del  buque, los inspectores  del  Estado  rector  del  puerto  pueden  proceder  a  realizar  una  inspección  más profunda a esos buques para cerciorarse de que presentan las condiciones adecuadas para la navegación, respetando las prescripciones de los convenios internacionales (SOLAS, STCW, MARPOL, CTM, etc.) y demás normativa (códigos, circulares, resoluciones, recomendaciones, etc.) prescrita por la Organización Marítima Internacional (OMI) que  les  sea  de  aplicación  y  en  base  a  la  que  el  país  de  abanderamiento ,  o,  en  su  caso, una organización reconocida que actúe en su nombre, emitió los certificados estatutarios.

Este    sistema    de    inspecciones    se   encuentra    armonizado    por    diferentes    acuerdos   o memorandos,   dependiendo   del   ámbito   territorial   de   aplicación,  actualmente hay nueve (Abuja, Mar Negro, Caribe, Océano Índico, Mediterráneo, Riyadh, Tokio para la Región del Pacífico de Asia, Viña del Mar de la Región de Latinoamérica y París), pero  todos  ellos  tienen  en común  que  la  tarea  inspectora  se  centra  en  comprobar  el  cumplimiento  de  los  estándares internacionales. En  el  caso  de  los  países  de  la  Unión  Europea  se  aplica  París Memorandum of Understanding on Port State Control, comúnmente conocido en nuestro idioma como “Memorando  de  París” o París MoU. El estado español lo aplica desde 1997.

El Memorando de París clasifica a los diferentes Estados bandera según la calidad de sus respectivas flotas, medida según el número de detenciones en relación al número de inspecciones de los tres últimos años, en tres listas: blanca, gris y negra.

En el informe 2014 del MoU de París, España junto con Polonia, Lituania y Tailandia se han movido de la lista blanca a la gris, contabilizándose entre los 19 Estados que figuran en la misma, junto con Portugal, Ucrania, Malasia, Líbano, Bulgaria, Libia, Egipto, Túnez, Curasao, Marruecos, Vanuatu, Albania, Saint Kitts and Nevis, Argelia y Tuvalu., como puede comprobarse países que no se corresponden con nuestro nivel de desarrollo.

Leo con asombro la justificación que dio a este hecho, en unas recientes declaraciones realizadas en un acto de la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE), el actual Director General de la Marina Mercante justificándolo por el hecho de que se aplica un régimen de inspección que penaliza a las flotas menos numerosas y a la antigüedad de nuestra flota. Además apuntó que de las nueve detenciones que sufrieron los buques de nuestra flota, y que significaron nuestra caída de lista, cuatro de ellas ocurrieron en Gibraltar (¿?).

Una revisión de la base de datos THETIS de la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) nos facilita la relación de las detenciones de buques españoles de los tres últimos años, los que considera el París Mou para cambiar de lista.

fotoJGF

 

Cierto es que entre los buques detenidos había 4 que tenían más de 37 años, y uno de ellos incluso tenía una edad de 59. Sin embargo, el 55% de los buques retenidos tenía menos de 16 años. Llama la atención el número de deficiencias encontradas, que en algunos casos ascendió a 12, siendo las más significativas; condiciones de estanqueidad, caja negra inoperativa, falta de mantenimiento de los botes de rescate, incumplimiento de Código Internacional de Gestión de la Seguridad Operacional del buque, vertidos de hidrocarburos, alarmas de lucha contra incendios (LCI) inoperativas, falta de familiarización de los tripulantes con los sistemas de LCI, problemas con el motor principal, medios de evacuación de LCI, sistemas remotos de LCI inoperativos y certificados caducados.

Lo llamativo es que en el peor de los casos las incidencias se solucionaron en un plazo de 6 días y en el mejor en 1, lo que da una idea de que se podrían haber evitado las detenciones con un poco de pericia y conocimiento por parte de la oficialidad y/o armadores.

Hasta 2013, España figuraba en la lista blanca, fundamentalmente debido al esfuerzo desarrollado desde 2004 con los denominados “Plan Lista Blanca” y “Plan de Seguimiento de la Flota Española” que pretendían aplicar la filosofía del Memorando de París a los reconocimientos no programados de buques españoles, realizando un seguimiento detallado de los buques de pabellón nacional que realizasen travesías internacionales en la región del Memorando de París, aplicando todas las medidas preventivas y correctivas97 a su alcance para garantizar el buen estado de dichos buques y evitar la existencia de deficiencias durante las inspecciones que realizase el Estado rector del puerto

A la vista de lo anterior habrá que convenir que la DGMM ha hecho dejación de funciones respecto a lo que anteriormente se venía realizando, seguramente por restricciones vinculadas a la crisis económica y a la contracción derivada de plantillas en las Capitanías Marítimas.

La falta de seguimiento del cumplimiento normativo de nuestra flota significa que la Administración Marítima española incumple uno de sus principales objetivos, que es velar por la seguridad marítima y de la navegación, de acuerdo con los establecido en la Ley de Puertos del Estado y Marina Mercante. Otro apunte al debe de su gestión.

Es cierto que este año el Director General de la Marina Mercante ha anunciado un refuerzo del “Plan Lista Blanca”, pero no es menos cierto que ya hemos sufrido una detención de otro buque en Gibraltar, por lo que parece que tal reforzamiento llega tarde.

Significativamente, según el informe 2014, volvemos a ser el país que más inspecciones París MoU hacemos, pero parece ser que dicha experiencia no se traslada a los buques de nuestra propia flota. Quizás habría que preguntarse qué alicientes tienes los inspectores autorizados por el París MoU, que no tienen los inspectores de las Capitanías Marítimas cuando actúan sobre los buques de nuestra flota.

El estar incluidos en la lista gris, publicadas en el informe anual del Memorando, implica que puede denegarse el acceso a puerto de los buques que hayan tenido múltiples detenciones, por parte del Estado Rector, se incrementarán las inspecciones a los buques de nuestro pabellón en puertos del Memorado y paralelamente se incrementarán las primas de las coberturas de seguros de nuestros buques, en definitiva dicha inclusión complica la gestión de la flota que hace tráfico marítimo fuera de nuestro país, y alguien tendrá la culpa de ello.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit

Foro asociado a esta noticia:

  • España en la lista gris del MOU de Paris

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    22790 | José Antonio Ortiz de Zárate Bellido - 17/07/2015 @ 07:38:30 (GMT+1)
    Las empresas presionan mucho..prisas y poco gasto..quieren rentabilidad. La marina mercante española da pena. Lo que si hay a bordo es montones y montones de horas de trabajo...con tripulaciones mínimas. .
  • Comenta esta noticia
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariodenautica.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.