www.diariodenautica.com
En el caso de las reservas marinas de El Toro y las Islas Malgrats la administración autonómica se está planteando crear una credencial ambiental para el buceo.
En el caso de las reservas marinas de El Toro y las Islas Malgrats la administración autonómica se está planteando crear una credencial ambiental para el buceo.

Las actividades de buceo deportivo no afectan a la biomasa de las reservas marinas

La reserva marina de El Toro en Mallorca (Baleares-España) presentó en junio de 2016 la mayor biomasa de peces jamás registrada en el Mediterráneo español, según ha destacado un estudio de la dirección general de Pesca y Medio Ambiente del gobierno balear.

En concreto, los resultados de la última campaña de seguimiento realizada en junio del año pasado muestran una biomasa de peces en El Toro de 49 kilogramos de peces por 250 metros cuadrados, una cantidad inaudita, ha subrayado la dirección general.

La biomasa responde al peso total de una población de peces en un recurso pesquero. En el caso de las Islas Malgrats, también protegidas y situadas junto a El Toro, la biomasa fue de 12 kilogramos por metro cuadrado.

Mientras que las Islas Malgrats muestran síntomas de saturación ya que no se producen cambios desde el año 2006, en El Toro continúa incrementándose la biomasa de peces; de hecho, en 2016 aún no se había alcanzado el nivel máximo, según los expertos.

Mientras tanto, en las zonas de control situadas en los cercanos Cap Andritxol y en Rajolí, fuera de estas reservas, no se superaron los 2,5 kilos por 250 metros cuadrados submarinos.

La reserva de El Toro es, en términos técnicos, un 'hot spot', una zona que por causas geográficas y ambientales no sigue los parámetros habituales de saturación y donde es probable que se pueda incrementar durante años la biomasa de peces hasta valores muy altos.

En cuanto a las especies que más han aumentado su presencia destacan los depredadoras de hábitos sedentarios, en particular diferentes especias de meros, corvallos, dentones y los sargos.

En todos los caso, la biomasa se incrementa, más que por el número de ejemplares, por el aumento del tamaño de los mismos.

La dirección general de Pesca y Medio y Marino ha presentado estos datos con ocasión del estudio «WildSea Diverso 2016», una auditoría ambiental de la práctica del buceo en diversas reservas marinas de Europa.

En el caso de las reservas marinas de El Toro y las Islas Malgrats se superan holgadamente los controles, si bien la administración autonómica se está planteando crear una credencial ambiental para el buceo, tal como prevé hacer la Administración del Estado con el proyecto PESCASTE.

Las reservas marinas son figuras de gestión pesquera mediante las cuales se regulan los usos y la explotación de los recursos marinos, con el fin de incrementar la regeneración natural y conservar los ecosistemas marinos más representativos.

Con respecto al seguimiento de las actividades reguladas por la reserva -pesca profesional, recreativa y buceo-, el hecho más destacable es el incremento sostenido de las inmersiones de buceo turístico en estas reservas marinas, que alcanzaron las 24.500 en 2016, es decir, 3.000 más que en 2015.

La dirección general considera que, posiblemente, están llegando a un punto de saturación. De hecho, el incremento en el número de inmersiones se ha concentrado en los meses de septiembre y octubre dado que en los meses estivales ya se cubren todos los turnos y la cuota diaria.

Asimismo, la introducción en 2013 de una tasa para bucear a las reservas no ha provocado ninguna reducción de las inmersiones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariodenautica.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.