www.diariodenautica.com
El buque ruso Yantar ha llegado hoy para participar en la localización del pecio ARA San Juan.
El buque ruso Yantar ha llegado hoy para participar en la localización del pecio ARA San Juan. (Foto: Wikipedia)

Las familias de submarinistas argentinos critican la gestión de la crisis por el Gobierno de Macri

Familiares de algunos de los 44 tripulantes del submarino argentino desaparecido en el Atlántico hace 20 días criticaron hoy que el ministro de Defensa, Oscar Aguad, diera por hecho ayer en televisión que los marineros están fallecidos.

Jorge Villareal, padre de Fernando, teniente de navío, dijo a Efe que las palabras de Aguad fueron espantosas y cuestionó los controles de seguridad previos al comienzo de la travesía de la nave, cuyo rastro se perdió dos días después de que el 13 de noviembre partiera del puerto austral de Ushuaia con destino a la ciudad bonaerense de Mar del Plata, donde tiene su base.

En una entrevista con el canal TN, el ministro fue consultado anoche sobre si los marinos estaban muertos, a lo que respondió 'exactamente' y recordó que las condiciones del ambiente extremo en el fondo del mar, durante tanto tiempo, son incompatibles con la existencia de vida humana.

'Si él dice que están fallecidos... ok.. pero traémelos en las condiciones en que estén, porque para hablar de algo hay que demostrarlo, tiene que haber pruebas', explicó Marta, hermana de Celso Oscar Vallejos, operador de sonar del submarino ARA San Juan, en declaraciones a FM Delta.

La mujer dijo respetar las opiniones de Aguad pero no estar de acuerdo con él.

'Él se basa por el tecnicismo, pero mi visión es otra. (... ) No guardo esperanza. La palabra es fe, la gente se tiene que regir de la fe, que todo lo puede. ¿Si los 33 mineros (de Chile) después de 70 días pudieron salir sanos y salvos por qué no los 44? ¿Dónde está escrito, quién lo dice?', remarcó Vallejos, que cumple su décimo día de ayuno como 'ofrenda para dios para que se haga el milagro'.

Aguad también se refirió en la entrevista a los avisos que el comandante del submarino había realizado a sus superiores en tierra la noche anterior a desaparecer, para informarles de que había habido entrado agua por un conducto de ventilación, que se filtró en el compartimiento de las baterías eléctricas y produjo un principio de incendio.

Según la Armada, ese problema se solucionó y el comandante decidió continuar con el viaje.

El ministro reconoció que el ARA San Juan ya vivió hace un tiempo un incidente similar a la avería de la entrada de agua, y que el comandante señaló en un informe que ese problema con el conducto de ventilación (snorkel) debería ser analizado en la revisión que el sumergible iba a tener en 2018.

'¿Cómo es posible que falle el snorkel más de una vez? ¿No hicieron los controles de seguridad previos?', cuestionó hoy Villarreal.

Por otra parte sigue la polémica destada en torno al posible desvio de fondos durante las obras de gran carena del submarino. Fuentes de la Oficina Anticorrupción de Argentina han señalado que la investigación está en marcha y ya se han reunido pruebas determinates que inidican la existencia de prácticas poco claras en la adjudicación y ejecución de las obras.

Sobre el intenso operativo de búsqueda, el capitán de navío insistió en que no hay un tiempo límite de búsqueda del sumergible, que el día 15 comunicó por última vez su localización a unos 430 kilómetros de la costa argentina.

La confianza pasa ahora por la tecnología de Rusia y Estados Unidos que está a punto de llegar al lugar donde se cree puede estar el buque militar, una superficie de casi 4.000 kilómetros cuadrados equivalente a 20 veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires.

Este área se delimitó en torno al punto del mar donde, en base a información de diversos organismos internacionales, se registró una anomalía hidroacústica relacionada con un evento consistente en una explosión pocas horas después de que se perdiera el rastro del sumergible.

Este martes ha llegado el barco ruso de exploración científica Yantar, que cuenta con equipamiento de alta tecnología de inspección subacuática y puede efectuar búsquedas a profundidades de hasta 6.000 metros.

Además, el sábado arribará otra embarcación con un robot de Estados Unidos que también puede trabajar en la detección hasta la misma profundidad.

Sin embargo, los trabajos dependerán directamente de las condiciones meteorológicas, que no se esperan buenas para los próximos dos días.

En la última semana, diversos barcos han detectado con sensores seis contactos o indicios de objetos metálicos que podrían ser el submarino, de los cuales tres ya fueron descartados por ser viejas embarcaciones hundidas y los restantes lo han sido hoy.

Aunque ya está el 100 % del área rastreada, para comprobar que no se han quedado por el camino otros contactos que los barcos no hayan detectado, se mantienen en el área de operaciones seis buques -cinco de la Armada Argentina y uno de Chile- que siguen barriendo el fondo intentando detectar cualquier alteración sospechosa en el fondo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.