www.diariodenautica.com
El portaaviones USS Gerald R. Ford, el buque de guerra más caro en la historia de la US Navy, sufrió un nuevo fallo en el mar.
El portaaviones USS Gerald R. Ford, el buque de guerra más caro en la historia de la US Navy, sufrió un nuevo fallo en el mar. (Foto: US Navy)

El portaaviones USS Gerald R. Ford sufre un nuevo fallo mecánico en la mar

martes 15 de mayo de 2018, 07:00h

El portaaviones USS Gerald R. Ford, el buque de guerra más caro en la historia de la US Navy, sufrió un nuevo fallo en el mar que lo obligó a regresar a puerto y planteó nuevas preguntas sobre la efectividad de esta nueva clase de portaaviones.

El problema anteriormente no revelado con un sistema de propulsiónen enero aun no ha sido solucionado. Este nuevo incidente, nuevamente parece relacionado con la propulsión se produce cuando la US Navy va a solicitar la aprobación del congreso para la construcción de la cuarta unidad de la clase, como parte del plan para expandir la flota de 284 buques a 355 tan pronto a mediados de la década de 2030.

Esta es la segunda avería, en menos de un año, en un 'cojinete del motor principal' que forma parte del sistema de propulsión del buque de 12,9 mil millones de Dólares. El primero ocurrió en abril de 2017, durante las pruebas en el mar, un mes antes de la entrega del buque. El barco, construido por Huntington Ingalls Industries Inc., ha estado navegando para probar sus sistemas y resolver los errores detectados. Los planes son que el buque esté listo para su despliegue inicial en 2022.

Defecto de construcción

El Naval Sea Systems Command explicó que el Ford experimentó 'una condición fuera de especificación' con un componente del sistema de propulsión. Huntington Ingalls determinó que se debía a un 'defecto de fabricación', anuncio el mando, y no a una 'operación no incorrecta' por parte de los marineros. El defecto 'afecta al mismo componente' utilizado en otras partes del sistema de propulsión, agregó la US Navy en un comunicado.

Los funcionarios de la marina no revelaron el problema durante las audiencias presupuestarias ante el Congreso en las últimas semanas, y los legisladores del Senado y la Cámara no preguntaron al respecto.

Shelby Oakley, directora de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de los EE. UU. que supervisa la construcción naval de la armada, destacó que el último fallo de la pieza fue 'desafortunado, pero este y otros problemas de calidad del barco no son sorprendentes, es un sistema de ingeniería muy complejo y es normal que se produzcan fallos hasta que todo encaje'. La marina ya ha detectado problemas normales o previsibles en sus inspecciones antes de la entrega del buque'.

La US Navy está buscando desesperadamente la aprobación de la solicitud de presupuesto para el año fiscal 2019 para acelerar la orden de construcción del cuarto portaaviones de la clase Ford al agruparlo en un contrato con el tercero. Espera solicitar el apoyo del Congreso durante el próximo mes o dos para lo que ahora es un programa estimado 58 mil millones de Dólares.

La promesa de Trump

Cabe recordar que el presidente de EEUU Donald Trump prometió la US Navy los '12 portaaviones que necesitamos", cuando se detuvo en la vasta cubierta del Ford durante una visita en marzo de 2017 en Newport News, Virginia, donde Huntington Ingalls construyó el barco y tiene su sede.

Los defectos del sistema de propulsión de Ford no tiene nada que ver con los del innovador y problemático sistema de lanzamiento y recuperación de aeronaves y los menos conocidos con sus 11 elevadores avanzados para municiones, que aún no se han logrado hcer funcionar.

Durante el incidente de enero, un rodamiento se sobrecalentó a lo que un memorando de la marina del 8 de marzo describió como '92 grados Fahrenheit por encima del punto de referencia de la temperatura del cojinete' y 'después de asegurar el equipo para evitar daños, el barco regresó a puerto con seguridad'.

Una junta de revisión de fallos está identificando las 'modificaciones necesarias para evitar que el fallo se vuelva a reproducir'. El rodamiento es uno de los cuatro que transfiere el empuje de los cuatro ejes que mueven las enormes hélices del buque.

La US Navy y Huntington Ingalls 'están evaluando la posibilidad de interponer una reclamación contra el fabricante de los cojinetes', por lo que la cantidad del coste de la reparación a pagar por el fabricante aún no se ha determinado.

General Electric Co. es responsable de la parte del sistema de propulsión que falló, y la oficina de programación de la marina descubrió en una evaluación que una inspección de los cuatro cojinetes de empuje principales del portaaviones después del fallo de enero reveló 'errores de mecánicos importantes' cometidos por parte de los trabajadores de GE en Lynn, Massachusetts durante la fabricación original de la pieza como 'la causa real' del fallo.

Deborah Case, una portavoz de General Electric, dijo en un correo electrónico que 'GE sí produjo los engranajes para el CVN-78. Sin embargo, ya no estamos produciendo engranajes para el CVN-78 y no podemos hacer comentarios sobre la investigación'.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.