www.diariodenautica.com
El océano profundo está conectado a las aguas superficiales y esto significa que lo que echamos al fondo del mar algún día volverá de alguna otra forma
El océano profundo está conectado a las aguas superficiales y esto significa que lo que echamos al fondo del mar algún día volverá de alguna otra forma

Productos químicos prohibidos en los años 70, detectados en lo más profundo del océano

En un estudio, dirigido por el doctor Alan Jamieson, de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, se ha descubierto la primera evidencia de que los contaminantes artificiales han llegado a los rincones más lejanos de nuestra tierra. El equipo, formado también por expertos de la Universidad de Aberdeen y el Instituto James Hutton, en Escocia expone que el siguiente paso es comprender las consecuencias de esta contaminación y cuáles podrían ser los efectos secundarios para el ecosistema más amplio.

Los anfípodos de las zanjas Mariana y Kermadec del Océano Pacífico -que tienen más de 10 kilómetros de profundidad y 7.000 kilómetros de distancia- presentaban niveles extremadamente altos de contaminantes orgánicos persistentes (POPs, por sus siglas en inglés) en el tejido graso del organismo, como bifenilos policlorados (PCBs, por sus siglas en inglés) y éteres difenílicos polibromados (PBDEs, por sus siglas en inglés) que se utilizan comúnmente como aislantes eléctricos y retardadores de llama.

El doctor Jamieson subraya que 'Todavía pensamos en el océano profundo como este reino remoto y prístino está a salvo del impacto humano, pero nuestra investigación muestra que, lamentablemente, esto no podría estar más lejos de la verdad. De hecho, los anfípodos que tomamos como muestra contenían niveles de contaminación similares a los encontrados en la Bahía Suruga, una de las zonas industriales más contaminadas del noroeste del Pacífico. Lo que aún no sabemos es qué significa esto para el ecosistema más amplio entenderlo será el próximo gran desafío'.

Desde la década de 1930 hasta la prohibición de los PCB en la década de 1970, la producción global total de estos productos químicos se situó en la región en 1,3 millones de toneladas. Estos contaminantes, liberados en el medio ambiente por accidentes industriales y vertidos y fugas de vertederos, no se degradan y persisten en el medio ambiente durante décadas.

El equipo de investigación utilizó naves que desembarcan en aguas profundas, diseñadas por el doctor Jamieson, para hundirse en las profundidades del Océano Pacífico con el fin de traer muestras de los organismos que viven en los niveles más profundos de las zanjas.

Los autores sugieren que los contaminantes más probablemente encontraron su camino hacia esa región a través de residuos plásticos contaminados y animales muertos que se hunden al fondo del océano, donde luego son consumidos por los anfípodos y otra fauna, que a su vez se convierten en alimento de una fauna más grande.

'El hecho de que hemos encontrado niveles tan extraordinarios de estos contaminantes en uno de los hábitats más remotos e inaccesibles de la Tierra muestra el impacto devastador a largo plazo que la humanidad está teniendo en el planeta', dice Jamieson, de la Escuela de Ciencias y Tecnología Marinas en la Universidad de Newcastle. 'No es un gran legado que estemos dejando atrás', lamenta.

Los océanos constituyen el bioma más grande del planeta, con el océano profundo funcionando como un potencial fregadero de contaminantes y basura que se vierten en los mares. Estos contaminantes se acumulan a través de la cadena alimenticia de forma que cuando llegan al océano profundo, las concentraciones son muchas veces más altas que en las aguas superficiales.

Según los investigadores, su trabajo demuestra que por muy lejos que esté el océano profundo está conectado a las aguas superficiales y esto significa que lo que echamos al fondo del mar algún día volverá de alguna otra forma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariodenautica.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.